8 consejos para disfrutar de unas Navidades saludables

¡Las Navidades ya están aquí!

Y como bien es de sobra conocido, son fechas en las que nos reunimos en muchas ocasiones con la familia y amigos, en las que celebramos a base de comidas y cenas copiosas, brindamos con copas y copas de alcohol, y además dejamos de lado nuestras rutinas más sanas para acoger a la Navidad en todo su esplendor y con todo lo que ello supone. Los excesos son uno de los principales quebraderos de cabeza en estas fechas y para no cometerlos os damos unos consejos para lograr unas navidades más saludables:

1. Elige menús saludables

Sí, es posible ir a la comida o cena de empresa estas navidades y no abandonar tus hábitos saludables. Tanto en casa como en restaurantes puedes elegir menús que incluyan verduras y carnes magras, pescados o mariscos que estén cocinados al horno, al vapor o a la plancha. Del mismo modo, es imprescindible dejar de lago los fritos, salsas y cremas grasas. Se puede comer rico y sano a la vez en navidad.

2. No dejes de hacer ejercicio

No dejes de lado tus rutinas deportivas. En estas fechas debes tenerlas más presentes, aunque no les dediques el mismo tiempo. Con realizar 30 minutos de ejercicio al día es suficiente, para no abandonar la rutina y la forma.
Seguir haciendo ejercicio te ayudará a digerir mejor las copiosas comidas y los efectos después de las vacaciones no serán tan negativos, ¡te costará menos recuperar la figura!

3. No abuses de los dulces

Es Navidad y como la tradición manda hay que disfrutar de los turrones, mazapanes, bombones, chocolates y postres caseros, pero sin excesos. No hay que abusar, pero sí probar y saborear. Es posible disfrutar de estas fechas con productos dulces bajos en azúcar y sobre todo moderando su consumo.

4. Mantén a raya el alcohol

Estas fiestas en las que nos reunimos con nuestros amigos y familia es sinónimo de espíritu de celebración, de comidas copiosas y copas de vino, champán o licores. Por lo que, podemos brindar pero sin abusar.
El consumo de alcohol se traduce en una ingesta de calorías inútiles que son aún más difíciles de quemar que deshacerse de la tan habitual resaca.

5. Tu mejor aliado, el agua

Entre copa y copa, un vaso de agua no te aburrirá, si no todo lo contrario, te ayudará a reducir el consumo de alcohol, a saciarte antes, a saborear mejor los alimentos y, además, lo agradecerás al día siguiente. ¡Ten siempre un vaso de agua en la mesa!

6. Prohibido picar mientras cocinas

¿Eres de los que te toca pringar siempre en la cocina? Mala suerte, además de oler a gamba a la plancha, eres carne de cañón para ingerir calorías de más. Respeta las cinco comidas al día y evita el picoteo mientras cocinas. Puedes ingerir snacks saludables como fruta, zanahorias o pepinillos, también puedes beber agua para hidratarte, saciarte y poder sentarte a la mesa con apetito. ¡Intenta no vaciar el plato mientras lo preparas!

7. Pésate, una y otra vez

No valen las excusas. No sirve pensar que son sólo unos días de excesos, porque desde que empiezan las quedadas navideñas hasta que volvemos a la rutina, podemos estar más de un mes dejando de lado nuestros hábitos saludables. No te obsesiones, pero sí controla tu peso de manera periódica y si notas que el vestido de Nochevieja no te sienta bien, ¡alarma!

8. Regalos saludables  

Son las fechas perfectas para pedir regalos que ayuden a llevar una vida más sana y activa: un smartwatch, un masaje, una báscula, un día de Spa, material deportivo, una licuadora, unas vacaciones saludables… ¡Mil y una ideas para pedirle a Papa Noel o a los Reyes Magos! Eso sí, si has sido bueno…

¡Come, bebe, disfruta y regala Planes Landevity!  

Recommended Posts