5 propósitos saludables y asumibles para 2017

¡Feliz Año Nuevo!

Llega el momento de hacer propósitos y más propósitos: dejar de fumar, hacer deporte, adelgazar…
Es muy fácil hacer la lista de nuestros objetivos para el nuevo año, pero empecemos por el principio ¿cuántos son fáciles de conseguir?

Para hacértelo más fácil, aquí te proponemos 5 propósitos saludables y muy fáciles de cumplir:

 

  1. Detox digital

¿Chequeas el mail y/o las redes sociales más de 10 veces al día? ¿El móvil es lo último que ves antes de dormirte y los primero que miras por la mañana? ¿Te llevas el móvil al baño? ¿Tus jefes o clientes te asedian por WhatsApp sin tener en cuenta los horarios laborales?

Sí has contestado que sí a todas estas preguntas, necesitas un Digital Detox.
La tecnología ha supuesto grandes beneficios para la sociedad, pero, a veces, se nos va un poco de las manos, y ya sea por motivos profesionales o de ocio, terminamos pasando más horas de las que deberíamos frente a las pantallas.

Por eso, te proponemos que intentes eliminar las interferencias tecnológicas para redescubrir las tareas cotidianas como disfrutar de una buena comida, un atardecer, una siesta, una película o el simple hecho de ver la TV. Planifica horarios o días en los que no intervengan dispositivos tecnológicos y realizar tareas libres de wifi. ¡Desconecta!

  1. Lee más

Lee más, lee libros, libros de papel. Hoy en día el eBook es uno de los regalos estrella, y aunque es cómodo, inmediato y económico, el placer de la lectura a través de los libros de papel también ayuda a la desconexión de las pantallas.

La posesión, la sencillez, la perdurabilidad, la nostalgia o el olor son algunos de los beneficios de los libros de papel que jamás te dejarán tirado, porque nunca se les acabará la batería. ¿Recuerdas el placer de visitar una librería o una biblioteca? Ojear los libros, elegirlos por su portada o coleccionarlos, es un ritual muy reconfortante y que ayuda a relajarnos.
Un consejo: lee antes de irte a la cama y que no sea el móvil lo último que veas antes de dormir.

  1. Medita

Cierra los ojos, inspira y espira hondo, y despeja tu mente. Repite esta operación todos los días y con tan sólo cinco minutos será suficiente para proporcionarte una sensación de relajación y bienestar.

La meditación nos proporciona mayor consciencia y creatividad, estimula y refuerza las zonas del cerebro asignadas a la felicidad y la alegría, aumenta el cociente intelectual y estimula el sistema inmunológico, entre otros muchos beneficios más. Desde casa y con apenas 30 minutos al día, técnicas como el yoga o el mindfulness te ayudarán a conseguirlo.

  1. Cocina saludable

El año nuevo viene cargado de excesos, kilos de más y toda clase de sentimientos de culpabilidad.
Uno de los propósitos estrella es, ¡adelgazar! Pero no intentes hacerlo de cualquier forma y a cualquier precio. Olvídate de pasar hambre y hacer locuras. Para lograrlo, es imprescindible cocinar de una forma sana.

Las recetas ligeras no son sinónimo de platos sin sabor. Te damos algunos consejos para que puedas empezar: intenta que tu dieta se base en verduras y hortalizas de temporada, pues contienen más vitaminas y menos pesticidas y fertilizantes. Incluye pescado en tu menú diario, aprovecha el poder las hierbas y las especias, bebe té y zumos naturales, y no olvides el agua. ¡Agua, agua y más agua. Y aprende a comer bien. ¡Esa es la clave!

  1. Dedícate tiempo a ti mism@

Planifica tu jornada laboral, márcate límites y respeta los horarios. Es importante que consigas desconectar de la oficina y no te lleves trabajo a casa.

Sal a dar un paseo todos los días, o vuelve andando del trabajo a casa sin prisas y siendo consciente en todo momento de cómo caminas. Practica mindfulness, yoga o simplemente haz el ejercicio que más te motive.
Llénate la bañera con sales y aceites naturales, relájate y establece rituales faciales y corporales de belleza, como mínimo, una vez a la semana.
Lee, túmbate y escucha música, disfruta del atardecer, ve al cine, o de compras. Escápate y disfruta de unas vacaciones saludables. ¡Vive la vida!

Recommended Posts